lunes, 4 de febrero de 2019

EL HADES GRIEGO EN EL MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL


Los vasos griegos nos ayudan a visualizar las creencias y mitos de la antigua Grecia, el Museo Arqueológico Nacional de Madrid tiene una sala dedicada a ellos ordenada por temas, en este caso nos interesa lo relacionado con la existencia después de la muerte:“Aunque en Grecia no existe una doctrina oficial sobre el más allá, es creencia extendida que la muerte separa cuerpo y espíritu. El alma entonces inicia el camino sin retorno hacia el Hades, el tenebroso reino de los muertos” (MAN).  En el viaje al más allá se necesita ayuda, el dios Hermes es capaz de darla así como algunos seres extraños y monstruosos: esfinges, sirenas, gorgonas, grifos, etc. 
Lekitos. Hermes conductor de almas.
MAN. Madrid.
Por la literatura griega y también por la iconografía conocemos los lugares a donde van a parar los muertos. El Hades es el lugar al que se encaminan una vez que han cruzado la laguna Estigia.  El Hades tiene varias regiones: 1) En primer lugar los muertos llegan a los Gamonales, donde las almas de los héroes vagan sin rumbo.  2) Más allá está el Érebo y el palacio de Hades y Perséfone. 3) Cerca de allí los espíritus  recién llegados son juzgados  en el cruce de tres caminos por Minos, Radamantis y Éaco para que puedan ser  ubicados en diferentes lugares según sus obras: el que lleva de regreso a los Gamonales, para los que no son ni virtuosos ni malvados; el que lleva al campo de castigos del Tártaro si son malvados o el que lleva a las huertas del Elíseo, si son virtuosos.
Terracota, Canosa. 320-300 a C.
Gorgona. MAN
El viaje al más allá: sítula con grifos alados.
MAN

Alabastrón. Corinto.
Esfinge 630-620 a C. MAN.


Trono subterráneo.-
El mundo subterráneo está gobernado por el dios Hades y su esposa Perséfone:
Hades es el gran dios del mundo subterráneo, su dominio lleva el mismo nombre, pero no se le rinde culto, se le teme y los dioses celestes lo aborrecen, su nombre está relacionado con ser invisible.
Perséfone o Core fue raptada por Hades, su tío, cuando estaba en la pradera recogiendo un narciso el suelo se abrió y salió Hades arrebatando a la muchacha a la que se llevó a las moradas bajo tierra.
Visitantes del Hades en vida que regresaron al mundo.-
Los seres humanos no pueden entrar en este reino sino después de muertos, pero hay algunas excepciones:
Teseo desciende al Tártaro con Pirítoo para engañar a Hades y llevarse a Perséfone, pero les sale mal la jugada y quedan pegados en la Silla del Olvido hasta que Heracles llega y consigue despegar a Teseo y sacarlo de allí, aunque ya mermado de su fuerza.
Copa Ática. Hazañas de Teseo
420 a C. MAN.
Heracles es el héroe civilizador capaz de ir al Hades y volver vivo. Su último trabajo y el más difícil es capturar al can Cerbero, guardián del Tártaro. Desciende al Tártaro por Laconia guiado por Atenea y Hermes. Pasa la laguna Estigia con Caronte y una vez en el Tártaro libera a Teseo y Ascálafo. Consigue que Hades le dé el perro Cerbero, al que no puede herir en su rapto y consigue sacarlo.
Ánfora de los trabajos de Heracles.
MAN.
Orfeo fue el poeta y músico más famoso de todos los tiempos, es otro valiente que se interna en el Hades es busca de su amada muerta por la picadura de una serpiente, desciende al Tártaro en su búsqueda y consigue hechizar con su música al barquero Caronte, al perro Cerbero y a lo tres Jueces de los Muertos. Y Hades le da permiso para llevarse a Eurídice con la condición de que no vuelva su rostro hacia atrás hasta que ella no esté bajo la luz del sol, Orfeo va tocando su lira para guiar a Eurídice pero se vuelve un poco antes de tiempo y la pierde para siempre.
Orfeo en los infiernos.
Apulia, Magna Grecia. MAN.
Estas bellas historias y otras muchas podemos verlas y descifrarlas en los vasos griegos.
Bibliografía.-
García Gual, Carlos, Introducción a la mitología griega, Madrid: Alianza, 1992
Graves, Robert, Los mitos griegos, Barcelona: Ariel, 1984

lunes, 31 de diciembre de 2018

LA DECORACIÓN FLORAL EN EL ARTE POPULAR


 El arte popular, como ya hemos indicado en otras ocasiones, es heredero de simbologías muy antiguas, medievales,  e incluso anteriores. Así ocurre con los motivos florales que ahora vemos y de los que analizábamos sus orígenes y su desarrollo en el artículo anterior:
 https://calarc.blogspot.com/2018/12/simbologia-en-la-decoracion-geometrica.html. Motivos que siguen apareciendo en muy diversas artesanías: bordados, rejería, colodras, trabajos en madera, etc.
Es posible que el arte popular desdibuje el contenido religioso que tuvieron anteriormente sobre todo en el Medievo, pasando a tener otros objetivos. Nos parece curioso que se parezcan tanto diseños hechos en materiales tan distintos como son los hilos de un encaje, un deshilado o el hierro forjado en los adornos de una puerta.
Deshilado con adorno floral.
Adorno floral en las puertas de la Biblioteca Nacional.
Madrid
En materiales como la madera encontramos estos adornos con cuatro y cinco pétalos:
Yugos. Museo Marés, Barcelona.

Molde de pastas. Museo de Cáceres

En el Museo de León vimos adornos florales en colodras y unas castañuelas de madera. Pensamos que estos adornos florales en objetos artesanales pueden tener un carácter protector.
Colodra (Sahagún) y castañuelas.
Museo de León
Museo del Traje. CIPE
Exposición temporal

Traje de charra.
Museo del Traje. CIPE. Madrid
El Museo del Traje. CIPE conserva una gran colección de trajes tradicionales en donde podemos comprobar que los adornos florales son muy frecuentes tanto en los bordados de ropa femenina como en la de los varones.
Traje de pastor. La Serena, Badajoz.
Museo del Traje






martes, 11 de diciembre de 2018

SIMBOLOGÍA EN LA DECORACIÓN GEOMÉTRICA Y FLORAL

 Hay un tipo de decoración que cuando tiene cuatro pétalos o puntas parece más bien geométrica, pero cuando alcanza seis pétalos u ocho pétalos ya se parece más a una flor. E incluso a veces representa una estrella en las iluminaciones de los códices, como ocurre en los Beatos. Vamos a documentar este tipo de decoración que se repite a lo largo del tiempo en culturas muy antiguas y que aún sigue utilizándose. De momento vamos a dar ejemplos de la Antigüedad y el Medievo
Antigüedad.-
Se trata de una decoración que suele servir para cubrir grandes superficies y de la que tenemos noticia de su uso en Egipto, Siria y Mesopotamia: motivos circulares que cortándose forman una red (Poulsen, 1939: 34).


Más tarde los romanos los utilizan en mosaicos, y también en lápidas y estelas funerarias con figuras hexapétalas de aspecto ya  floral. Estelas y lápidas romanas encontramos en los museos de León,   Zamora o Cáceres entre otros.

Mosaico de las Tres Gracias.
Museo de Barcelona
Estela funeraria. Museo de
León

Medievo.-
Los artistas visigodos utilizaron frecuentemente estos motivos vegetales en ladrillos, pies de altares, tableros, frisos y placas( ss. VI-VII). Los hay de cuatro, seis pétalos y de circulos secantes que originan flores de ocho pétalos. Ejemplares de estas características los podemos apreciar en muchos museos españoles: Museo de los Concilios de Toledo, MAN, Museo de Badajoz, Museo de Arte de Cataluña, etc.
Friso. Toledo, siglo VII
Los prerrománicos también gustan de decorar con este sencillo motivo, que vimos en la capilla de san Xes de Francelos:
Celosía de san Xes. Francelos
Los Beatos en sus comentarios al Apocalipsis irrumpen con una iconografía muy particular heredera del mundo visigodo. Las iluminaciones del capítulo XII del libro del Apocalipsis escenifican la lucha entre las fuerzas de Satán y las fuerzas celestiales y se plasman con símbolos y colores muy elocuentes: el espacio satánico está regentado por una gran bestia bajo la cual el mundo terrestre sufre; en la parte superior, a la izquierda, Mujer (después se identifica con María) nimbada de estrellas de ocho puntas y círculo central y a la derecha Dios Padre en su trono, rodeado por las mismas estrellas. El estilo de estos Beatos ha sido denominado leonés, aunque algunos lo tildan de mozárabe.
Beato de Liébana. Catedral de Gerona.
Mujer del Apocalipsis

Beato de Liébana. Catedral de Gerona.
Y los románicos igualmente siguen utilizándolo en lugares sagrados en el interior y el exterior de iglesias en pilas bautismales, en  la decoración de arquivoltas o en rosetones de piedra para cerramiento de los vanos:
Iglesia de Santiago. Ribadavia
San Juan de Zamora
Pila de Mazariegos, siglo XII. MAN
Gótico.- En las catedrales góticas igualmente hay adornos de flores de cuatro pétalos, seis pétalos y ocho pétalos y más pétalos. En la catedral de León los adornos recuerdan las estrellas de los Beatos, suelen rodear las imágenes de  María, ubicadas en los muros del portal de la Virgen Blanca, en el portal de san Juan donde se encontraban las cabezas de los hombres verdes o en las hornacinas del claustro. Para Jantzen las esculturas que forman parte de los portales cuentan la historia de la humanidad, es decir la catedral entera forma parte de una narración de la historia sagrada, donde nada es superfluo.
Arco en el claustro de la catedral de León

Detalle de la arquivolta. León
Catedral de León

Bibliografía.-
Delclaux, Federico, Imágenes de la Virgen en los códices medievales de España, Madrid, 1973
Jantzen, Hans, La arquitectura gótica, Argentina, 1970
Poulsen, Frederik, Artes decorativas en la Antigüedad, Barcelona, 1939
Williams, John, Early Spanish Manuscript Illumination, New York, 1977

jueves, 1 de noviembre de 2018

LA GRANADA: SÍMBOLO DE ETERNIDAD


El granado es un árbol pequeño y hermoso, Punica granatum,  que se da especialmente en el sur y este peninsular y que exportaron los fenicios y púnicos por el Mediterráneo de ahí su nombre, aunque en España fueron los árabes los que definitivamente lo implantaron.  El fruto del granado se produce en otoño, por estas fechas las fruterías lucen sus bellas granadas cuando la vegetación decae, tiempo dedicado a los muertos, uno y dos de noviembre fechas cristianizadas en el día de Todos los santos y de Difuntos. Festividades paganas del anuncio de la llegada del invierno en Europa que tienen origen celta, según Frazer, y que otros pueblos antiguos igualmente relacionaron con la muerte. Y la granada que comemos en este tiempo se asocia a la muerte desde la antigüedad.
Granado, Parque del Emir Mohamed I.
Madrid 
El Museo Arqueológico Nacional (Madrid) tiene una sala con una magnífica colección de vasos griegos donde las vitrinas están organizadas por temas: el Hades, el Elyseo o paraíso, Heracles,  Tánatos o la muerte, etc.  Este último tema me llamó la atención porque en primer lugar las vasijas no son iguales al resto y porque había una serie de pequeños objetos que se ponían en la sepultura y que el museo denomina símbolos de eternidad, entre estos símbolos está la granada de barro. La granada es el símbolo de Perséfone pues según cuenta el mito esta había sido raptada por Hades, pero su madre desesperada pidió a Zeus que se la devolviera y Hades la dejó marchar pero le dio unos granos de granada para que tuviera que volver cíclicamente con él. Así narran los griegos la virtud del fruto de los muertos que los hace regresar al Hades.
Vitrina de objetos relacionados con la muerte.
MAN
José María Blázquez explica dentro del capítulo de la cultura turdetana que en una necrópolis de Bobadilla se depositaban granadas (arybalos o ungüentarios en forma de granada) dentro de las urnas cinerarias: “La granada es un símbolo de Tanit, por lo que su presencia en tumbas alude al carácter funerario de la diosa. Su presencia  prueba la penetración en el interior no sólo de rituales funerarios fenicios, sino de la simbología  funeraria  que a ellos iba unida.” (1983: 168) También se han encontrado granadas en necrópolis  ibéricas en Cabecico del Tesoro y en otras tumbas especialmente en Ampurias, de los siglos VI y V a. C.  Otro lugar del Mediterráneo donde se guardan granadas semejantes es en el museo de Tel Aviv de Israel procedentes de Tell- Gasileh.
Eros y Gorgona acompañan a la difunta al más allá.
Granada. MAN
Pero las granadas no solo se asocian a la muerte sino que también forman parte de otros tránsitos como los ritos nupciales y los de adolescencia, en estos casos se asocian a la fertilidad y forman parte de los símbolos de diosas (Deméter y Core-Perséfone), cultos agrarios y rituales mistéricos. Algunos lugares de ruinas antiguas con representación de granadas en la península Ibérica se localizan en zonas de cultura ibera: capitel corintio, pintura sobre cerámica en el templo de La Alcudia de Elche, las damitas del Corral de Saus de Mogente, tapadera de una caja funeraria de Tútugi, tinaja decorada con granados y granadas en El Cigarralejo, entre otros (Ramos, 2017: 418-428).
A lo largo de los siglos las imágines de granadas han tenido diferentes significados y no solo los estrictamente mortuorios, veremos si continuamos la búsqueda de otros significados, de hecho los reyes de España la han utilizado como símbolo y el Real Jardín Botánico de Madrid tiene una granada en su cuenta de Facebook.
Granado junto a la ermita de san Isicio.
Cazorla

 Bibliografía
Blázquez, José María, Primitivas religiones ibéricas: religiones prerromanas, Madrid, 1983
García Gual, Carlos, Introducción a la mitología griega, Madrid, 1992, ver bajo Deméter pp. 152-155
Ramos, Rafael, Los iberos. Imágenes y mitos de Iberia, Córdoba, 2017

sábado, 29 de septiembre de 2018

EL ARCÁNGEL SAN RAFAEL: EXORCISTA


Los ángeles en la Biblia son los enviados de Dios, y cada uno tiene su cometido, uno puede ser un ángel arquitecto en Ezequiel  40, 3, otro un ángel escriba Ez. 9, 2, etc.  Y Rafael para los cristianos católicos es el ángel que cura y que tiene un papel de exorcista heredado de la cultura babilónica. Se le considera  un arcángel como san Miguel y san Gabriel: san Miguel es el vencedor del diablo y el que pesa las almas, Gabriel en cambio tiene papeles en la cultura cristiana y en la musulmana: tiene un papel crucial en la Anunciación y también  forma parte del islam porque es el portador de la revelación. Rafael en cambio tiene únicamente una misión en el AT: guiar a Tobías en su camino y proveerle de un remedio curativo eficaz, las vísceras de un pez. En el Evangelio de Bartolomé, este habla con Belial que le explica su caída siendo el primer ángel: “Yo también fui llamado primer ángel, porque cuando Dios hizo el cielo y la tierra, tomó un puñado de fuego y me formó a mí el primero”, 29. “el segundo a Miguel, el tercero a Gabriel, el cuarto a Rafael, el quinto a Uriel…son los lictores de Dios y me flagelan…” (Santos Otero, 1985: 559). En los apócrifos del AT igualmente es nombrado Rafael: en la Vida de Adán y Eva, en Los oráculos sibilinos judíos, y en el Libro I de Henoc (en algunos casos Enoc o Enoch) el Señor le manda encadenar a Azazel, jefe de los demonios (Piñeiro, 2010).

Hay un artículo de P. E. Dion titulado “Raphaël l´exorciste” en el que se explica que a Babilonia se deben no solo los nombres de los ángeles sino también las características de Rafael: la curación de los ojos con hiel de un pescado parecido a la anguila, intercesión a través de una plegaria como hacían los dioses mediadores  babilonios; también tiene influencias persas y ciertos usos de exorcistas mesopotámicos. En cada zona o país se manifestará este paganismo de forma distinta. La magia se conservará de forma especial a través de los cuencos mágico, textos de encantamientos, etc., en estos textos los demonios cometen fechorías y los humanos tratan de deshacerse de ellos. La magia sumerio-acadia sobrevivirá durante mucho tiempo y afectará a judíos, cristianos y mandeos influyendo en historias como la de Tobit en las que hay una ligazón entre el demonio  y una persona, una mujer, hecho que se curará a través del ángel. Aunque algún estudioso observa que el ángel de Tobías habla un lenguaje de san Juan o muy gnóstico Dion se decanta por la fuente sumerio-acadia (Dion, 1976: 413).
San Rafael. Iglesia de san Juan de Dios.
Cádiz
El culto a San Rafael es menos conocido que el de San Miguel, es más extraño. Hace años encontré una referencia de A. Olivar (1964) quien dice que su culto en Cataluña se remonta al siglo XI, también habla de una misa en su nombre en el sacramentario de Ripoll del siglo XII, misa que se celebraba el 27-28 de septiembre y recuerda la devoción que hacia los tres arcángeles tenía el abad Oliva, abad de Ripoll y fundador de Montserrat (Alarcón, 2007:55-56, nota 43). Pero su fiesta en el siglo XX se celebraba el 24 de octubre hasta la reforma de 1969 fecha en la que se traslada al 29 de septiembre con los otros arcángeles. Es custodio de la ciudad de Córdoba por salvarla de la peste en el siglo XVI, tiene capilla del siglo XVIII en la catedral de Valencia y es patrono de la ciudad de Hellín, además tiene una bella estatua en la catedral de Burgos y también en la iglesia de san Juan de Dios en Cádiz, ya que guarda una estrecha relación con esta orden hospitalaria que en el día de su fiesta venden rosquillas en la puerta de la iglesia y las que sobraron del año anterior las tiran al mar para que se las coman los peces.
Sabemos por un artículo de Contreras-Guerrero que la iconografía de San Rafael en los conventos de san Juan de Dios está relacionada con un milagro que se atribuye al santo, cuando le faltó el sustento para alimentar a sus pobres el arcángel Rafael vino en su ayuda cargado de panes, por eso lo representan con cayado, escapulario, el pez y unos panes en la casulla (2017). Esta orden extendida por todo el mundo ha difundido esta peculiar iconografía.
Bibliografía
Alarcón Román, C. "Las versiones medievales de la leyenda de Montserrat", Studia Monastica, vol. 49, 2007, 29-73
Apócrifos del Antiguo y del Nuevo Testamento. Selección de Antonio Piñeiro, Madrid, 2010
Contreras-Guerrero, A. "Divina pastora o san Rafael arcángel. Sobre el protector de la orden Hospitalaria en Sucre", Quiroga, nº 11, 2017, 93-96.
Dion, Paul--Eugèn, "Raphaël l´exorciste", Biblica, 1976, 399-413
Olivar, Alexandre, Sacramentarium Rivipullense. Monumenta Hispania sacra, 7, Madrid-Barcelona, 1964
Santos Otero, Aurelio de, Los evangelios apócrifos, edición crítica y bilingüe, Madrid, 1985
En Internet: